miércoles, 20 de febrero de 2013

Arquitectura Olmeca

ARQUITECTURA

 Un edificio típico Olmeca consistía de una construcción de materiales perecederos: postes de madera, paredes de carrizo repelladas con lodo, techos de palma y pisos de tierra apisonada, cono sin una subestructura. Las subestructuras o basamentos eran de tierra compactada, ya sea arcillas o arenas de origen local. En algunos casos, se utilizaron piedras como recubrimiento, y para la fabricación de los monolitos esculpidos y las "columnas basálticas". Las subestructuras pueden tener forma piramidal o pueden ser plataformas de planta rectangular. 

 Es difícil conocer la traza arquitectónica de los asentamientos prehispánicos correspondientes a los períodos más tempranos de Mesoamrica, ya que en la mayoría están cubiertos por ocupaciones posteriores. El caso de la antigua ciudad de la Venta es único, puesto que conserva el trazo arquitectónico original: nunca tuvo una ocupación posterior a lo que se considera su auge Olmeca. 

 LA VENTA 

 El centro ceremonial fue erigido en la parte baja y seca de una isla rodeada de pantanos, cerca del río Tonalá. Los monumentos están colocados de acuerdo con una planificación rigurosa sobre un eje norte-sur, al centro del cual los Olmecas hicieron grandes ofrendas y los famosos pisos de mosaicos que representan caras de jaguare. 

 Estos mosaicos nunca fueron visibles y estaban obviamente recubiertos, acentuando con ellos el carácter mágico-religioso y ritual de la ofrenda. El centro ceremonial esta formado por un conjunto de pirámides y plataformas de adobe rellenas de barro de color, pues la piedra no era accesible en el área, como ya se ha señalado. Se piensa que este barro de diferentes tonalidades también fue traído de tierra adentro, lo cual subraya, con el acarreo de la piedra, la gran disponibilidad de fuerza de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada